Asociación Civil Manantial de Vida

Pro Defensa de los Derechos Humanos

VIH | ¿Qué beneficios tiene recibir el tratamiento antirretroviral lo más pronto posible?

Un portador de VIH en Londres se ha convertido en la segunda persona en la historia en "curarse" tras un trasplante de médula, según un estudio publicado esta semana, pero si bien esta es una noticia esperanzadora.

 

Un portador de VIH en Londres se ha convertido en la segunda persona en la historia en "curarse" tras un trasplante de médula, según un estudio publicado esta semana, pero si bien esta es una noticia esperanzadora, no se trata de una cura que pueda generalizarse para las cerca de 37 millones de personas que viven con VIH en el mundo.

 

Según el Programa de Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA), aún "hay mucho trabajo que hacer" para poder hallar una cura para el VIH, y por el momento lo más importante es concentrarse en la prevención y el tratamiento, que ha demostrado poder detener el avance del virus en las personas portadoras.

 

El tratamiento del VIH, la clave para la supervivencia


La llamada terapia antirretroviral (ARV) busca, en primer lugar, evitar que el VIH se expanda y debilite el sistema inmune de la persona, para que ninguna infección oportunista pueda afectar al paciente y se llegue al SIDA.

 

Para que este objetivo se cumpla, la persona debe llegar a tener una carga viral indetectable; es decir, tener menos de 200 copias del virus en un mililitro de sangre. Y eso solo se logra cuando los pacientes siguen el tratamiento sin fallar.

 

Sin embargo, esto no quiere decir que la persona con VIH esté curada, sino que el virus está controlado y la condición del paciente se puede tratar como una enfermedad crónica y ya no mortal.

 

Es por eso que es importante que todas las personas que tengan una vida sexual activa se realicen exámenes de VIH cada tres meses, para que puedan saber su condición y, de contraer el virus, poder tratarse lo más pronto posible.

 

?Con los tratamiento actuales, el VIH no es una sentencia de muerte como lo era en los años 80 o 90, según la OMS, pues más de tres décadas de investigación científica han permitido que el tratamiento antirretroviral sea más seguro y con menos efectos secundarios, y que el paciente logre llevar una vida con normalidad.

 

De acuerdo a la mencionada organización, una persona con el tratamiento adecuado, tiene casi la misma expectativa de vida que una persona que no es portadora.

 

Sin embargo, según cifras de ONUSIDA, solo el 59% de personas con VIH recibe la llamada terapia antirretroviral (ARV) en el mundo. Y en el Perú, de acuerdo al Ministerio de Salud, se estima que hay 50 mil personas en tratamiento, pero que 20 mil aún no saben que son portadoras.

 

Un paciente indetectable no puede transferir el VIH
¿Es posible que una persona con VIH no transmita el virus? La evidencia científica de los últimos años demuestra que un paciente con tratamiento antirretroviral que logra tener una carga viral "indetectable" no puede transferir el virus a través de relaciones sexuales.

 

La evidencia estuvo disponible desde 2008, pero fue recién en 2017 cuando los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos validaron la evidencia científica al respecto.

 

Por ello, en 2018, ONUSIDA lanzó la campaña "Indetectable=intransferible", que busca combatir estigma al que son sometidas las personas con VIH en el mundo.

 

De acuerdo a ONUSIDA, entre 2008 y 2016 se realizaron amplios estudios que analizaron la transmisión sexual del VIH entre miles de parejas en las que uno de los dos tenía el virus.

 

En el primero de estos estudios publicado en 2008, investigadores suizos anunciaron que personas con niveles indetectables de VIH no podían contagiarlo por vía sexual. En ese entonces la revista Science catalogó el adelanto como "el descubrimiento del año".

 

Luego esta investigación fue comprobada por tres estudios que a partir de 2011 analizaron 75,000 actos de sexo vaginal y anal sin preservativo, donde no hubo ni un caso transmisión de una persona con carga indetectable del virus a su pareja.

 

Las personas con VIH deben mantener ese nivel o uno menor durante por lo menos seis meses para que haya seguridad de que no transmiten el virus sexualmente, explica ONUSIDA.

 

Es por ello que la detección temprana del VIH, el acceso al tratamiento y la prevención son importantes para frenar el avance de la este mal, que sigue siendo considerado entre las mayores amenazas a la salud en el mundo.

 

Fuente: https://elcomercio.pe