Asociación Civil Manantial de Vida

Pro Defensa de los Derechos Humanos

TWP: ¿Una crisis humanitaria en Venezuela? El gobierno la niega

Los dirigentes gubernamentales dicen que las noticias con respecto a la migración son falsas y que suplen de alimentos ante la escasez en los supermercados.

 

The Washington Post, diaro estadounidense publicó este sábado un reportaje en el que comprueba que los allegados del Ejecutivo nacional pretenden disfrazar la verdadera situación a la que están sometidos los venezolanos, que buscan huir de la crisis o sobrevivir ante ésta.


"El gobierno ha insistido en que sus programas alimenticios están supliendo a los venezolanos ante la ausencia de productos en los anaqueles, que el éxodo masivo de ciudadanos son "noticias falsas", y que la crisis de salud es un plan que pretende justificar una invasión de Estados Unidos", plantea el diaro en su análisis de los alegatos del gobierno.


Señalaron que el presidente dijo que no existe ninguna crisis en el país, pero las autoridades de Estados Unidos y otros países en el mundo se apuntan a que una intervensión militar es lo que podría ser la solución al problema de miles de personas con cáncer y VIH, además de los niños que no tienen que comer en los orfanatos.


Un ejemplo de la situación del país es cómo se llevó a cabo el inicio de clases en septiembre. El gobierno mostró a niños felices con sus nuevos uniformes mientras regresaban a sus hogares, pero la realidad es que miles de estos estudiantes regresaron a clases con los mismos uniformes que usaron en su curso anterior, vestimenta desgatada y zapatos agujereados, además de una baja en su peso por no tener acceso a una alimentación balanceada.


A pesar de que se ha visto obligado a admitir que hay fallas en la economía del país, Maduro aún no reconoce los problemas sociales que han obligado a millones de personas a abandonar Venezuela, incluso ha rechazado la ayuda humanitaria internacional.


La prensa está sofocada por esta situación, obligando al cierre de seis medios audiovisuales y dejando fuera de circulación a seis medios impresos. A la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela le conviene que se siga divulgando la propaganda gubernamental.

 

Fuentehttp://www.el-nacional.com