Asociación Civil Manantial de Vida

Pro Defensa de los Derechos Humanos

Venezuela ocupa tercer puesto en Latinoamérica con nuevos casos de VIH

Hasta 2013, en el país moría una mujer cada 17 horas a causa de enfermedades por VIH. La situación empeora cada vez más. En este 2018 mueren hasta 9 personas diarias con VIH.

 

María, nombre ficticio para resguardar su identidad, vive en Maracaibo y hace 10 años fue diagnosticada con VIH. En el transcurso de sus 42 años, le tocó "pasar por todo", desde el rechazo de su familia, hasta ser golpeada salvajemente por su pareja al negarse a tener relaciones sexuales sin preservativos. De las cenizas se levantó, ahora, al igual que más de 120 mil personas entre adultos y niños según estimaciones de ONUSIDA, debe intentar sobrevivir en un contexto como el venezolano, donde ser mujer y tener VIH-SIDA, es "un pecado".

 

Las damas seropositivas, se enfrentan a múltiples problemas en el ámbito personal, familiar, comunitario, laboral y educativo, además, de obstáculos para ser atendidas en centros de salud y sufrir esterilizaciones forzosas. Se calcula que, en Venezuela, entre 37 mil y 45 mil mujeres son portadoras de VIH de acuerdo a ONGs y la ONU, y su vida está en riesgo, entre otros factores, debido a la escasez de antirretrovirales que supera el 90 por ciento.

 

El informe sobre el VIH de Venezuela elaborado en 2015, reflejó que más de 63 mil personas recibían tratamiento del estado. 47.969 eran hombres y 15.359 mujeres. Las cifras dan cuenta que más de la mitad de las féminas del país son marginadas, pese a que el Ministerio de Salud insiste en que más de 77 mil personas reciben tratamiento sin costo. En cualquiera de los casos, los números están desfasados y el ejecutivo se niega a firmar las órdenes de compra desde junio del año pasado, decisión que sentencia de muerte a más de 70 mil almas y arrecia una problemática que arrastra la nación desde 2012.

 

Sin derecho a vivir

 

La muerte toca la puerta de las personas que viven con VIH-SIDA en el país con facilidad y los registros de defunciones oficiales, cuestionados con frecuencia, reflejan la hecatombe. Los decesos de mujeres a causas de enfermedades por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana, aumentaron más de 186 por ciento entre 1998 y 2013, año en que por última vez última vez el Gobierno Nacional publicó los Anuarios de Mortalidad, y mientras "globalmente las muertes de féminas con VIH disminuyen, en Venezuela aumentan debido al difícil acceso a servicios de salud sexual, reproductiva y el desabastecimiento de medicinas", aseguró Magdymar León, coordinadora ejecutiva de la ONG Avesa.

 

Las cifras tienden al alza y La Red Venezolana de Gente Positiva (RVG+) y Acción Ciudadana Contra el Sida (Accsi), denunciaron a finales de 2017 que las muertes por Sida aumentaron 75 por ciento desde 2011, debido a la falta de antirretrovirales. Según el Programa Conjunto de las Naciones Unidas para el Sida (ONUSIDA), 19 mil menores de 17 años al menos, han quedado huérfanos en Venezuela a consecuencia de la epidemia. La mortalidad por complicaciones asociadas al SIDA aumentaron alrededor de 70 por ciento entre 1999 y 2013 y el Ministerio para la Salud estima que en el país 11 mil personas contraen el virus cada año.

 

El promedio de edad de hombres con VIH se ubica entre 20 y 35 años, mientras que en mujeres oscila entre los 25 y 34 años, además, la nación, es el tercer país en América Latina con más nuevos contagios entre adolescentes y adultos.

 

Fuente: http://talcualdigital.com